A medida que las pequeñas empresas continúan invirtiendo en el marketing de contenidos, la creación de contenidos ha experimentado un aumento exponencial. La longitud media de una entrada de blog para ver resultados “fuertes” es ahora de más de 1000 palabras.

Sin embargo, la mayor parte de los contenidos todavía se encuentran en los rincones más profundos de Internet y pasan desapercibidos. Ahrefs dice que el 91% del contenido no recibe ningún tráfico orgánico de Google.

Pero no hay que desanimarse.

En su lugar, debemos crear estrategias de contenidos a prueba de fallos que garantice la visibilidad de cada pieza que publiques.

La trifecta digital: tres tipos destacados de canales de distribución de contenidos

Principalmente, hay tres tipos de canales para conseguir exposición después de crear tu contenido.

  • Medios propios: las plataformas de las que eres propietario que dan la exposición inicial a tu contenido.
  • Medios de comunicación orgánicos: una vez que se publica el contenido en los canales propios, la gente lo utiliza en las redes sociales y otras plataformas. Esto conduce a una mayor exposición orgánica de tu contenido.
  • Medios de pago – En el panorama actual de las redes sociales, tus actualizaciones son vistas por un porcentaje menor de tus seguidores. Para conseguir una mayor exposición, hay que pagar por los anuncios.

Correo electrónico

Una vez que un lector ha mostrado interés en tu marca, puedes compartir con él tu últimos contenidos a través del correo electrónico. Una lista es un activo inestimable para los creadores de contenidos porque tienes un control total sobre ella.

A diferencia de las plataformas de medios sociales, no necesitas ponerte al día con los cambios de algoritmos para llegar a tu audiencia.

Además de generar tráfico directo a tu entrada de blog, tu lista también puede conseguir que se comparta en las redes sociales y desencadenar un efecto de bola de nieve.

Redes sociales

Después de enviar tu artículo por correo electrónico también puedes compartirlo con tu audiencia en las redes sociales.

Buffer es una robusta suite de gestión de redes sociales para programar tus publicaciones en múltiples plataformas de redes sociales. Incluso puedes encontrar tus horarios de publicación ideales utilizando las analíticas de la aplicación.

La mayoría de las actualizaciones en las redes sociales llegan a un número limitado de seguidores. Por lo tanto, no basta con compartir tu contenido una sola vez. Para sacar todo el jugo, tienes que reciclar tus actualizaciones. Algo tan sencillo como retuitear tus mejores tuits puede ayudarte a generar un 90% de clics adicionales en los enlaces.

La publicidad

Seguro que en algún momento, ya sea a través de las redes sociales, en las búsquedas de Google o a través del correo, has visto publicidad. No cabe duda de que es un recurso muy útil para promocionar tu contenido.

Estos son solamente algunas de las muchas estrategias que puedes utilizar para promocionar y compartir tus mejores contenidos, pero seguro que tú nos puedes enseñar alguna más. ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Call Now Button